La blanca cueva

Aire que respira el frío día
cual aliento buscado
dónde el pecho apagado
exhala una muerte perdida

Agua que mana en opacas venas
dónde la transparente caída
en la noche vacía
de una espera partía
con un amor que se descubría asida

Tierra de por medio cual remedio
en aquella huida hacia la blanca cueva
dónde olores y sabores rosas
se desvanecen cuando se eleva
a una categoría que ya no espera sino posa

Fuego en la tez de filo
en la cuerda del destino
en la calle del silo
sujeto al más profundo espino
purga lo que no fue sino olvido

© Pach2017

Anuncios
Fernando Pacheco Bellas | tu sangre pura

Tu sangre pura

Quizá era eso
no estabas y sentía tu peso
quizá fue el pasado
me absorbiste y me he consumado
quizá fue tu nombre
me llamaba y me sentía abrumado

Sentados en la sombría plaza
en el lado agreste
de tu fina raza

Sentados en la luz oscura
de tus vientos secos
de tu sangre pura

Quizá era eso
otra vida pasada
otro amable beso
una rima postrada
por tus cambiantes deseos

©Pach2017

Fernando Pacheco Bellas | El Ayer | Se acercaba en la penumbra lúcida se acercaba en su muerte súbita se acercaba en el tiempo pasado se acercaba en el abismo llamado Se acercaba a lo lejos marchitado se acercaba a recoger lo prestado se acercaba a tientas carreras se acercaba a las vivas mareas Se acercaba con sigilo ruidoso se acercaba con fervor vaporoso se acercaba con días de perder se acercaba con tu futuro ayer Se acercaba en la penumbra lúcida se acercaba en su muerte súbita se acercaba en el tiempo pasado se acercaba en el abismo llamado © Pach2017

El ayer

Se acercaba en la penumbra lúcida
se acercaba en su muerte súbita
se acercaba en el tiempo pasado
se acercaba en el abismo llamado

Se acercaba a lo lejos marchitado
se acercaba a recoger lo prestado
se acercaba a tientas carreras
se acercaba a las vivas mareas

Se acercaba con sigilo ruidoso
se acercaba con fervor vaporoso
se acercaba con días de perder
se acercaba con tu futuro ayer

Se acercaba en la penumbra lúcida
se acercaba en su muerte súbita
se acercaba en el tiempo pasado
se acercaba en el abismo llamado

© Pach2017

Fernando Pacheco-Bellas | Le llamó y ahí estaba le ofreció ir y no dudaba le propuso seguir y se apasionaba le amó a escondidas y se enamoraba le acarió con ternura y le secundaba le buscó y esperándola desesperaba Cuando él se movió, ella se apartaba cuando él la sentió, esquiva andaba cuando él la seguió, ya no amaba cuando él dijo sí, ya no miraba cuando él lo dejó todo, ella la puerta cerraba Vidas paralelas que paralizaban una libertad que confusa rechazaba aún cuando él se le acercaba, se escudaba en su vida de siempre que rechazaba y su verdadero amor se evaporaba © Pach 2017

Se evaporaba

Le llamó y ahí estaba
le ofreció ir y no dudaba
le propuso seguir y se apasionaba
le amó a escondidas y se enamoraba
le acarió con ternura y le secundaba
le buscó y esperándola desesperaba

Cuando él se movió, ella se apartaba
cuando él la sintió, esquiva andaba
cuando él la siguió, ya no amaba
cuando él dijo sí, ya no miraba
cuando él lo dejó todo, ella la puerta cerraba

Vidas paralelas que paralizaban
una libertad que confusa rechazaba
aún cuando él se le acercaba, se escudaba
en su vida de siempre que rechazaba
y su verdadero amor se evaporaba

© Pach 2017

Fernando Pacheco-Bellas | y estaba, y sólo un rincón sentía y dormía, y un puente se extendía y soñaba, y una lágrima caía y pensaba, y ya no habría otro día y luchaba, dónde el alba asomaba y cantaba, y su ira se calmaba y ardía, de sus entrañas emanaba y lucía, todo un ser que ya no estaba y partía, a lo lejos cual amada y fundía, aquel beso abrumada y sentía, el fuego que ocultó consumada y decía, un adiós con su mirada ©Pach 2016

Aquel adiós

y estaba, y sólo un rincón sentía
y dormía, y un puente se extendía
y soñaba, y una lágrima caía
y pensaba, y ya no habría otro día

y luchaba, dónde el alba asomaba
y cantaba, y su ira se calmaba
y ardía, de sus entrañas emanaba
y lucía, todo un ser que ya no estaba

y partía, a lo lejos cual amada
y fundía, aquel beso abrumada
y sentía, el fuego que ocultó consumada
y decía, un adiós con su mirada

©Pach 2016

Bernardo Pacheco-Bellas is in peace at Loch Muick, Scotland

Yaces en ese fondo

yaces en el fondo
de un lago de oscuros trazos

yaces en lo hondo
de una vida de brillo incierto

yaces en una cama fría
donde las noches se hacen de día

…a Bernardo 1963-2003

©pach2010