Fernando Pacheco Bellas | Tres

Tres

En un tres llegaste a un mundo de arena y sol
con mares de dunas besando tus pies
con vientos sonoros limpiando tu tez
con velos azules del mundo Tuareg
con ciertos recelos mirando a la vez

En un tres te moviste a tu futura sed
con ritmos mozárabes encontrando la luz
con sigilosa música buscando ¿el qué?
con transumancia forzada de aquel tragaluz
con paradas en el tiempo de tu compleja red

En un tres convertiste tu vida llena
con tres luces soles de tu blanca espuma
con aires marchitos que no restan sino suman
con días tan claros que las sombras abruman
con trazos del alba que nuestras células exhuman

En un tres te fuiste de un mundo de azul tratado
a veces opaco
a veces atado
a veces nos llena
a veces preciado
con luz amarga en tu recta final
con  paz y nostalgia de tu nuevo hogar

…a mi hermano 1963-2003

©pach2017

Anuncios
Fernando Pacheco Bellas | El Ayer | Se acercaba en la penumbra lúcida se acercaba en su muerte súbita se acercaba en el tiempo pasado se acercaba en el abismo llamado Se acercaba a lo lejos marchitado se acercaba a recoger lo prestado se acercaba a tientas carreras se acercaba a las vivas mareas Se acercaba con sigilo ruidoso se acercaba con fervor vaporoso se acercaba con días de perder se acercaba con tu futuro ayer Se acercaba en la penumbra lúcida se acercaba en su muerte súbita se acercaba en el tiempo pasado se acercaba en el abismo llamado © Pach2017

El ayer

Se acercaba en la penumbra lúcida
se acercaba en su muerte súbita
se acercaba en el tiempo pasado
se acercaba en el abismo llamado

Se acercaba a lo lejos marchitado
se acercaba a recoger lo prestado
se acercaba a tientas carreras
se acercaba a las vivas mareas

Se acercaba con sigilo ruidoso
se acercaba con fervor vaporoso
se acercaba con días de perder
se acercaba con tu futuro ayer

Se acercaba en la penumbra lúcida
se acercaba en su muerte súbita
se acercaba en el tiempo pasado
se acercaba en el abismo llamado

© Pach2017

Fernando Pacheco-Bellas | Le llamó y ahí estaba le ofreció ir y no dudaba le propuso seguir y se apasionaba le amó a escondidas y se enamoraba le acarió con ternura y le secundaba le buscó y esperándola desesperaba Cuando él se movió, ella se apartaba cuando él la sentió, esquiva andaba cuando él la seguió, ya no amaba cuando él dijo sí, ya no miraba cuando él lo dejó todo, ella la puerta cerraba Vidas paralelas que paralizaban una libertad que confusa rechazaba aún cuando él se le acercaba, se escudaba en su vida de siempre que rechazaba y su verdadero amor se evaporaba © Pach 2017

Se evaporaba

Le llamó y ahí estaba
le ofreció ir y no dudaba
le propuso seguir y se apasionaba
le amó a escondidas y se enamoraba
le acarió con ternura y le secundaba
le buscó y esperándola desesperaba

Cuando él se movió, ella se apartaba
cuando él la sintió, esquiva andaba
cuando él la siguió, ya no amaba
cuando él dijo sí, ya no miraba
cuando él lo dejó todo, ella la puerta cerraba

Vidas paralelas que paralizaban
una libertad que confusa rechazaba
aún cuando él se le acercaba, se escudaba
en su vida de siempre que rechazaba
y su verdadero amor se evaporaba

© Pach 2017

Fernando Pacheco Bellas | Es seguro que ya no andas siendo amables tus blancas manos es seguro que en tus volandas recibes la caricia de tus cabellos canos Es un comienzo que ya no cesa siguiendo tu sutil estela que postrada bajo la mesa en su recta final besa Es seguro que en este tiempo no sin penas ya somos aliento que con fuerza avanza lento en un marcado y distante tempo Es un comienzo, una espera un hola, un hasta luego que no siendo un amor ciego en tus manos el aire cediera © Pach 2017

Es

Es seguro que ya no andas
siendo amables tus blancas manos
es seguro que en tus volandas
recibes la caricia de tus cabellos canos

Es un comienzo que ya no cesa
siguiendo tu sutil estela
que postrada bajo la mesa
en su recta final besa

Es seguro que en este tiempo
no sin penas ya somos aliento
que con fuerza avanza lento
en un marcado y distante tempo

Es un comienzo, una espera
un hola, un hasta luego
que no siendo un amor ciego
en tus manos el aire cediera

© Pach 2017