La espuma

Una brisa se acerca con prisa impulsada por las olas
que te miran y apaciguan y nunca están solas,
te susurran y sonríen y sacan tus colores de amapola
de fuerte y marcado tono y aún así lo controlas.

Una prisa se acerca sin brisa y se llena de caracolas
postradas en las húmedas arenas viéndose asolas
sin decir si quiera que un día asoma cual carambola
en un recorrido eterno de la luz que prenden las farolas.

La espuma recorre la cresta de aquella estructurada ola
para decirte al oído que un día ya no estarás sola
que te mece y languidece entre abrazos del rompeolas
esperando ese momento conectado a tu aureola.

© Pach2022

Lola Ortiz Rey

Miel

Miel acababa de despertarse en su día,
tan viva, tan llena de luz cual poesía,
a la espera de unas notas en armonía,
de inusitada acústica que curtía
un corazón de entrañable cercanía,
esperando un reflejo en una pared sombría.

Miel andaba entre extraños vientos,
del siroco, de la tramontana, de bellos movimientos
encendidos por un árbol de exuberante talento,
susurraba en su oído cual afable lamento.

Miel descubría en sus notas un arco desgarrado
que en su lucha con las cuerdas se veía reflejado
en extrañas melodías de ese violín empoderado
que se acercaba a la vida como un colibrí enamorado.

Miel acababa de despertarse en su día,
un poema, una canción, una melodía,
atravesaba su ventana como un alma escondida,
tocaba su corazón y a la vez se dormía

© Pach2022

Tu sonrisa

Tu sonrisa de larga brisa
acaricia nuestras almas
sin tener mayor prisa
en comprender que te has ido
de manera imprecisa

Tu vida en quebradas curvas
de altercados si no tumbas
nos acerca a tu ida
sin que antes tu bruma
aparte la cuna del mar agitado
donde camas y cuerpos se debaten hinchados

Estás y te has ido
dejando un legado
en forma de tres joyas
qué han estado a tu lado

Tu sonrisa de larga brisa
acaricia nuestras almas
nos da fuerza
nos da calma
nos dice en tiempos oscuros
que todo cicatriza 

… a mi gran amigo Nano, mi hermano
1965-2022

© Pach2022

Volviendo | Fernando Pacheco-Bellas

I shall close my thoughts for a while

 

La blanca cueva

Aire que respira el frío día
cual aliento buscado
dónde el pecho apagado
exhala una muerte perdida

Agua que mana en opacas venas
dónde la transparente caída
en la noche vacía
de una espera partía
con un amor que se descubría asida

Tierra de por medio cual remedio
en aquella huida hacia la blanca cueva
dónde olores y sabores rosas
se desvanecen cuando se eleva
a una categoría que ya no espera sino posa

Fuego en la tez de filo
en la cuerda del destino
en la calle del silo
sujeto al más profundo espino
purga lo que no fue sino olvido

© Pach2017

Fernando Pacheco Bellas | No encaja

No encaja

Hoy he devuelto al pasado
cual abrazado a tu dedo
el anillo encargado
que un día te habría dado

Hoy he devuelto al pasado
cual algibe de sal prendado
lo que un día arrebataba
un cambio de vida inesperada

Hoy he devuelto al pasado
una frustración desmedida
que saliendo de día
no hacía luz sino oscurecía

Hoy he devuelto al pasado
aquellos días rotos
que no subían cuentos
que no crecían absortos

Hoy he devuelto al pasado
esas puertas cerradas
que candados arrancaban
al llamarlas obviadas

Hoy he devuelto al pasado
aquel suspiro de tierna mortaja
que en un momento me había robado
que en mi camino ya no encaja

©Pach2017