Volviendo | Fernando Pacheco-Bellas

I shall close my thoughts for a while

 

La blanca cueva

Aire que respira el frío día
cual aliento buscado
dónde el pecho apagado
exhala una muerte perdida

Agua que mana en opacas venas
dónde la transparente caída
en la noche vacía
de una espera partía
con un amor que se descubría asida

Tierra de por medio cual remedio
en aquella huida hacia la blanca cueva
dónde olores y sabores rosas
se desvanecen cuando se eleva
a una categoría que ya no espera sino posa

Fuego en la tez de filo
en la cuerda del destino
en la calle del silo
sujeto al más profundo espino
purga lo que no fue sino olvido

© Pach2017

Fernando Pacheco Bellas | No encaja

No encaja

Hoy he devuelto al pasado
cual abrazado a tu dedo
el anillo encargado
que un día te habría dado

Hoy he devuelto al pasado
cual algibe de sal prendado
lo que un día arrebataba
un cambio de vida inesperada

Hoy he devuelto al pasado
una frustración desmedida
que saliendo de día
no hacía luz sino oscurecía

Hoy he devuelto al pasado
aquellos días rotos
que no subían cuentos
que no crecían absortos

Hoy he devuelto al pasado
esas puertas cerradas
que candados arrancaban
al llamarlas obviadas

Hoy he devuelto al pasado
aquel suspiro de tierna mortaja
que en un momento me había robado
que en mi camino ya no encaja

©Pach2017

Fernando Pacheco Bellas | Tres

Tres

En un tres llegaste a un mundo de arena y sol
con mares de dunas besando tus pies
con vientos sonoros limpiando tu tez
con velos azules del mundo Tuareg
con ciertos recelos mirando a la vez

En un tres te moviste a tu futura sed
con ritmos mozárabes encontrando la luz
con sigilosa música buscando ¿el qué?
con transumancia forzada de aquel tragaluz
con paradas en el tiempo de tu compleja red

En un tres convertiste tu vida llena
con tres luces soles de tu blanca espuma
con aires marchitos que no restan sino suman
con días tan claros que las sombras abruman
con trazos del alba que nuestras células exhuman

En un tres te fuiste de un mundo de azul tratado
a veces opaco
a veces atado
a veces nos llena
a veces preciado
con luz amarga en tu recta final
con  paz y nostalgia de tu nuevo hogar

…a mi hermano 1963-2003

©pach2017

Fernando Pacheco Bellas | tu sangre pura

Tu sangre pura

Quizá era eso
no estabas y sentía tu peso
quizá fue el pasado
me absorbiste y me he consumado
quizá fue tu nombre
me llamaba y me sentía abrumado

Sentados en la sombría plaza
en el lado agreste
de tu fina raza

Sentados en la luz oscura
de tus vientos secos
de tu sangre pura

Quizá era eso
otra vida pasada
otro amable beso
una rima postrada
por tus cambiantes deseos

©Pach2017

Fernando Pacheco Bellas | Gemma Peinado, siempre te querremos | Pach

Tu intenso verde

Se apagó tu luz
y la primera sombra miraba
como tu cuerpo partía
dónde nadie escondía
dejando atrás tu cruz

En días pasados de caminos inciertos
encontrando días con tus sabios aciertos
en los días amados con tus ojos desiertos
y tu intenso verde
nos deja despiertos

Se apagó tu luz
y la primera sombra miraba
a los que en tu camino han quedado
recordando a tu sabia mano
que nos guíe en esta vida robada
dónde el tiempo no ha pasado

…a mi querida amiga Gemma

© Pach2017

Fernando Pacheco-Bellas | Le llamó y ahí estaba le ofreció ir y no dudaba le propuso seguir y se apasionaba le amó a escondidas y se enamoraba le acarió con ternura y le secundaba le buscó y esperándola desesperaba Cuando él se movió, ella se apartaba cuando él la sentió, esquiva andaba cuando él la seguió, ya no amaba cuando él dijo sí, ya no miraba cuando él lo dejó todo, ella la puerta cerraba Vidas paralelas que paralizaban una libertad que confusa rechazaba aún cuando él se le acercaba, se escudaba en su vida de siempre que rechazaba y su verdadero amor se evaporaba © Pach 2017

Se evaporaba

Le llamó y ahí estaba
le ofreció ir y no dudaba
le propuso seguir y se apasionaba
le amó a escondidas y se enamoraba
le acarió con ternura y le secundaba
le buscó y esperándola desesperaba

Cuando él se movió, ella se apartaba
cuando él la sintió, esquiva andaba
cuando él la siguió, ya no amaba
cuando él dijo sí, ya no miraba
cuando él lo dejó todo, ella la puerta cerraba

Vidas paralelas que paralizaban
una libertad que confusa rechazaba
aún cuando él se le acercaba, se escudaba
en su vida de siempre que rechazaba
y su verdadero amor se evaporaba

© Pach 2017

Fernando Pacheco Bellas | Es seguro que ya no andas siendo amables tus blancas manos es seguro que en tus volandas recibes la caricia de tus cabellos canos Es un comienzo que ya no cesa siguiendo tu sutil estela que postrada bajo la mesa en su recta final besa Es seguro que en este tiempo no sin penas ya somos aliento que con fuerza avanza lento en un marcado y distante tempo Es un comienzo, una espera un hola, un hasta luego que no siendo un amor ciego en tus manos el aire cediera © Pach 2017

Es

Es seguro que ya no andas
siendo amables tus blancas manos
es seguro que en tus volandas
recibes la caricia de tus cabellos canos

Es un comienzo que ya no cesa
siguiendo tu sutil estela
que postrada bajo la mesa
en su recta final besa

Es seguro que en este tiempo
no sin penas ya somos aliento
que con fuerza avanza lento
en un marcado y distante tempo

Es un comienzo, una espera
un hola, un hasta luego
que no siendo un amor ciego
en tus manos el aire cediera

© Pach 2017

Fernando Pacheco Bellas | Nada al alba parece cuando el llanto del canto languidece nada del viento parado cuando siembras en su ocaso y no te ha pasado Empredes un paso de camino vacío emprendes un paso, quizá sea mi destino emprendes si acaso lo que ya no te animo emprendes atraso cuando llega el hastío Las luces no brillan en el tunel de la vida las luces acallan, ¿dónde esta mi alma perdida? las luces oscurecen tan larga espera andante las luces no vuelan sin la reina del bosque semblante Nada al alba parece cuando el llanto del canto languideze nada del viento parado cuando siembras en su ocaso y no te ha pasado © Pach 2016

The lonely walk

Nada al alba parece
cuando el llanto del canto languidece
nada del viento parado
cuando siembras en su ocaso y no te ha pasado

Empredes un paso de camino vacío
emprendes un paso, quizá sea mi destino
emprendes si acaso lo que ya no te animo
emprendes atraso cuando llega el hastío

Las luces no brillan en el tunel de la vida
las luces acallan, ¿dónde esta mi alma perdida?
las luces oscurecen tan larga espera andante
las luces no vuelan sin la reina del bosque semblante

Nada al alba parece
cuando el llanto del canto languideze
nada del viento parado
cuando siembras en su ocaso y no te ha pasado

© Pach 2016

Fernando Pacheco-Bellas | y estaba, y sólo un rincón sentía y dormía, y un puente se extendía y soñaba, y una lágrima caía y pensaba, y ya no habría otro día y luchaba, dónde el alba asomaba y cantaba, y su ira se calmaba y ardía, de sus entrañas emanaba y lucía, todo un ser que ya no estaba y partía, a lo lejos cual amada y fundía, aquel beso abrumada y sentía, el fuego que ocultó consumada y decía, un adiós con su mirada ©Pach 2016

Aquel adiós

y estaba, y sólo un rincón sentía
y dormía, y un puente se extendía
y soñaba, y una lágrima caía
y pensaba, y ya no habría otro día

y luchaba, dónde el alba asomaba
y cantaba, y su ira se calmaba
y ardía, de sus entrañas emanaba
y lucía, todo un ser que ya no estaba

y partía, a lo lejos cual amada
y fundía, aquel beso abrumada
y sentía, el fuego que ocultó consumada
y decía, un adiós con su mirada

©Pach 2016