Lola Ortiz Rey

Miel

Miel acababa de despertarse en su día,
tan viva, tan llena de luz cual poesía,
a la espera de unas notas en armonía,
de inusitada acústica que curtía
un corazón de entrañable cercanía,
esperando un reflejo en una pared sombría.

Miel andaba entre extraños vientos,
del siroco, de la tramontana, de bellos movimientos
encendidos por un árbol de exuberante talento,
susurraba en su oído cual afable lamento.

Miel descubría en sus notas un arco desgarrado
que en su lucha con las cuerdas se veía reflejado
en extrañas melodías de ese violín empoderado
que se acercaba a la vida como un colibrí enamorado.

Miel acababa de despertarse en su día,
un poema, una canción, una melodía,
atravesaba su ventana como un alma escondida,
tocaba su corazón y a la vez se dormía

© Pach2022

Tu sonrisa

Tu sonrisa de larga brisa
acaricia nuestras almas
sin tener mayor prisa
en comprender que te has ido
de manera imprecisa

Tu vida en quebradas curvas
de altercados si no tumbas
nos acerca a tu ida
sin que antes tu bruma
aparte la cuna del mar agitado
donde camas y cuerpos se debaten hinchados

Estás y te has ido
dejando un legado
en forma de tres joyas
qué han estado a tu lado

Tu sonrisa de larga brisa
acaricia nuestras almas
nos da fuerza
nos da calma
nos dice en tiempos oscuros
que todo cicatriza 

… a mi gran amigo Nano, mi hermano
1965-2022

© Pach2022

Fernando Pacheco Bellas | No encaja

No encaja

Hoy he devuelto al pasado
cual abrazado a tu dedo
el anillo encargado
que un día te habría dado

Hoy he devuelto al pasado
cual algibe de sal prendado
lo que un día arrebataba
un cambio de vida inesperada

Hoy he devuelto al pasado
una frustración desmedida
que saliendo de día
no hacía luz sino oscurecía

Hoy he devuelto al pasado
aquellos días rotos
que no subían cuentos
que no crecían absortos

Hoy he devuelto al pasado
esas puertas cerradas
que candados arrancaban
al llamarlas obviadas

Hoy he devuelto al pasado
aquel suspiro de tierna mortaja
que en un momento me había robado
que en mi camino ya no encaja

©Pach2017

Fernando Pacheco Bellas | tu sangre pura

Tu sangre pura

Quizá era eso
no estabas y sentía tu peso
quizá fue el pasado
me absorbiste y me he consumado
quizá fue tu nombre
me llamaba y me sentía abrumado

Sentados en la sombría plaza
en el lado agreste
de tu fina raza

Sentados en la luz oscura
de tus vientos secos
de tu sangre pura

Quizá era eso
otra vida pasada
otro amable beso
una rima postrada
por tus cambiantes deseos

©Pach2017

Fernando Pacheco Bellas | El Ayer | Se acercaba en la penumbra lúcida se acercaba en su muerte súbita se acercaba en el tiempo pasado se acercaba en el abismo llamado Se acercaba a lo lejos marchitado se acercaba a recoger lo prestado se acercaba a tientas carreras se acercaba a las vivas mareas Se acercaba con sigilo ruidoso se acercaba con fervor vaporoso se acercaba con días de perder se acercaba con tu futuro ayer Se acercaba en la penumbra lúcida se acercaba en su muerte súbita se acercaba en el tiempo pasado se acercaba en el abismo llamado © Pach2017

El ayer

Se acercaba en la penumbra lúcida
se acercaba en su muerte súbita
se acercaba en el tiempo pasado
se acercaba en el abismo llamado

Se acercaba a lo lejos marchitado
se acercaba a recoger lo prestado
se acercaba a tientas carreras
se acercaba a las vivas mareas

Se acercaba con sigilo ruidoso
se acercaba con fervor vaporoso
se acercaba con días de perder
se acercaba con tu futuro ayer

Se acercaba en la penumbra lúcida
se acercaba en su muerte súbita
se acercaba en el tiempo pasado
se acercaba en el abismo llamado

© Pach2017

Fernando Pacheco Bellas | Gemma Peinado, siempre te querremos | Pach

Tu intenso verde

Se apagó tu luz
y la primera sombra miraba
como tu cuerpo partía
dónde nadie escondía
dejando atrás tu cruz

En días pasados de caminos inciertos
encontrando días con tus sabios aciertos
en los días amados con tus ojos desiertos
y tu intenso verde
nos deja despiertos

Se apagó tu luz
y la primera sombra miraba
a los que en tu camino han quedado
recordando a tu sabia mano
que nos guíe en esta vida robada
dónde el tiempo no ha pasado

…a mi querida amiga Gemma

© Pach2017