Fernando Pacheco-Bellas | Encuentros en una virtualidad que nunca acaba encuentros en esa claridad de un día en tu ventana encuentros en el alma que se estrechan cual amenaza encuentros imaginarios cuando nadie los abraza Caía el velo de la distancia, de la constancia, de la ignorancia caía el celo de lo inalcanzable, de lo admirable, de tu fragancia caía el cielo de lo esperado, de lo soñado, de tu confianza caía el suelo del abismo que no era el mismo sin tu semblanza Encuentros en desencuentros rotos parten el camino de un futuro inquieto dónde el aire meloso dibuja un boceto y un creciente vacío en mis fotos El alba emprende cual tranquila brisa la luz esquiva acecha a tu lado de un silencio a gritos escuchado por un amor que nunca se habrá acabado ©Pach 2016

Encuentros rotos

Encuentros en una virtualidad que nunca acaba
encuentros en esa claridad de un día en tu ventana
encuentros en el alma que se estrechan cual amenaza
encuentros imaginarios cuando nadie los abraza

Caía el velo de la distancia, de la constancia, de la ignorancia
caía el celo de lo inalcanzable, de lo admirable, de tu fragancia
caía el cielo de lo esperado, de lo soñado, de tu confianza
caía el suelo del abismo que no era el mismo sin tu semblanza

Encuentros en desencuentros rotos
parten el camino de un futuro inquieto
dónde el aire meloso dibuja un boceto
y un creciente vacío en mis fotos

El alba emprende cual tranquila brisa
la luz esquiva acecha a tu lado
de un silencio a gritos escuchado
por un amor que nunca se habrá acabado

©Pach 2016

Anuncios
Fernando Pacheco-Bellas | Llegó el avión y ya no estabas y paseando frente a tu puerta, no respirabas aquellos rincones comunes que no encontraba y un paseo en la playa, de tu mano imaginaba Un olor, una caricia, un beso un simple susurro en la orilla de tu brisa despertando en las luces de un sueño confeso que lentamente se muere sin tu sonrisa Siguiendo un camino sin final en el oscuro y alentado anhelo observado desde lo lejos sin consuelo como te marchas sin luchar a través de tu oscuro mar Llegó el avión y ya no estabas paseo en Plaka y no veía esos rincones oscuros que sobre mi caían el sabor profundo de aquel primer beso y sin embargo, la soledad era eso... #parasiempre ©Pach 2016

La soledad era eso…

Llegó el avión y ya no estabas
y paseando frente a tu puerta, no respirabas
aquellos rincones comunes que no encontraba
y un paseo en la playa, de tu mano imaginaba

Un olor, una caricia, un beso
un simple susurro en la orilla de tu brisa
despertando en las luces de un sueño confeso
que lentamente se muere sin tu sonrisa

Siguiendo un camino sin final
en el oscuro y alentado anhelo
observado desde lo lejos sin consuelo
como te marchas sin luchar
a través de tu oscuro mar

Llegó el avión y ya no estabas
paseo en Plaka y no veía
esos rincones oscuros que sobre mi caían
el sabor profundo de aquel primer beso
y sin embargo, la soledad era eso…

#parasiempre

©Pach 2016

Mirando hacia atrás | Fernando Pacheco-Bellas

Mirando hacia atrás

En pasos andados mirando hacia atrás
En pasos te veo y no puedo mirar
En pasos inciertos en la oscuridad del caminar
En pasos recorro lo que nunca he de alcanzar

En pasos convierto la distancia que me aleja de ti
En pasos descanso lo que nunca fui
En pasos me quedo asomado al abismo
En pasos me entrego por no ser yo mismo

En pasos se avanza el pasado ciego
En pasos se alcanza el horizonte enfermo
En pasos andados mirando hacia atrás
En pasos te veo y no puedo mirar

©Pach 2016

Blanca es la sombra #NG | Fernando Pacheco-Bellas

Blanca es la sombra

La blanca sombra que sigue mis pasos
La blanca sombra que acalla tu voz
La blanca sombra que deja el camino
La blanca sombra que siembra en tu corazón

Tan pronto sales del túnel inquieto
Tan pronto ves la luz del final
Tan pronto sientes cercano el aliento
Tan pronto pierdes la piel de amar

En caminos de colores absortos
En caminos de dolor sin final
En caminos que intentan juntarse
En caminos de abstracto sin igual

Blanca es la sombra y me susurra al oído
Blanca es la sombra y ya no te veo mirar
Blanca es la sombra que sigue mis pasos
Blanca es la sombra que siembra y cosecha sin parar

©Pach 2016

San José, Almería | Fernando Pacheco-Bellas

A través de ti

Se desangra el aire a tu lado
se desangra el tiempo, se ha parado
y mientras tanto, un grito vacío me ha despertado

Los días enteros terminan acinados
se alargan las mañanas en tu noche soñado
y cuando ya no estás, escapa apenado

¿Dónde quedaron aquellas promesas?
¿Dónde estará la ingrávida mesa?
¿Dónde escuchar esa vacía brisa?
¿Hacia dónde sopla tu mejilla y tu risa?

Gotas desprendidas y sin sangre se secan
las venas vacías
aquellos que pecan
postrados y absortos
acechan el descanso
acechan la partida

©pach2016

Valencia | Fernando Pacheco-Bellas

… y si caminas

Y si fueras
y si existieras
y si caminas
de dentro hacia las afueras

Y si amas
y si mueres
y si corres
cuando llegue y sintieres

Y si enciendes
y si vuelas
y si nadas
dentro de aguas calmadas

Y si fueras
y si abrazaras
y si somos
esas vidas truncadas

©pach2016

Valencia | Fernando Pacheco-Bellas

Donde el aire te lleve

Allá donde el aire te lleve,
Allá, sólo habrá nieve,
Allá donde la mente te deje,
Allá, sólo se empequeñece

Allá queda una espera sombría,
Allá queda esa noche tan fría,
Allá queda esa ruptura sincera,
Allá queda la muerte que venera

Allá donde el aire te lleve,
Allá espera un nómada por si llueve,
Allá donde el aire te lleve,
Un hogar,
Una sonrisa,
Una nube,
… y se muere

©pach2016

Southend on sea | Fernando Pacheco-Bellas

… y la llama se queda

El corazón te lleva
y la mente para

El corazón espera
a que tu alma no pueda

El corazón te marca
el paso que no se atreva

El corazón engaña
tu realidad idealizada

El corazón te dice
lo contrario que pensabas

El corazón te deja
y la mente despega

El corazón se cierra
y la llama se queda

©pach2016

Hastings | Fernando Pacheco-Bellas

Rumores

Rumores,
ese susurro que me lleva a ti
Olores,
filtran el perfume que no te reconoce
Miradas,
a oscuras alcanzan el centro de tu ser
Esperas,
en tu día la luz desvanecida que nos vió nacer

El tiempo,
se paró un momento y no anduvo ya
La alegría,
esgrimía el ansía de volver a empezar
La distancia,
nos separa de la cerca, del muro, de la soledad
La esencia,
como parte de mi ser que ya no deja amar

Los rumores
en tus olores
Tus miradas
en mis esperas
El tiempo
La alegría
La distancia
y tu esencia
como parte del susurro que me lleva a ti

©pach2016

 

Los Molinos | Fernando Pacheco-Bellas

Vientos del norte

hoy me he sentado
en nuestra roca del pasado
hoy me he mirado
y sin ti me he encontrado

hoy me he sentado
y tus manos he buscado
mirando las cimas sombrías
mirando la luz que escondías

hoy me he sentado
y las sombras me han acechado
el viento roto cubría
y tu olor y tu pelo desvanecía

©pach2016