Fernando Pacheco Bellas | tu sangre pura

Tu sangre pura

Quizá era eso
no estabas y sentía tu peso
quizá fue el pasado
me absorbiste y me he consumado
quizá fue tu nombre
me llamaba y me sentía abrumado

Sentados en la sombría plaza
en el lado agreste
de tu fina raza

Sentados en la luz oscura
de tus vientos secos
de tu sangre pura

Quizá era eso
otra vida pasada
otro amable beso
una rima postrada
por tus cambiantes deseos

©Pach2017

Anuncios
Fernando Pacheco-Bellas | Encuentros en una virtualidad que nunca acaba encuentros en esa claridad de un día en tu ventana encuentros en el alma que se estrechan cual amenaza encuentros imaginarios cuando nadie los abraza Caía el velo de la distancia, de la constancia, de la ignorancia caía el celo de lo inalcanzable, de lo admirable, de tu fragancia caía el cielo de lo esperado, de lo soñado, de tu confianza caía el suelo del abismo que no era el mismo sin tu semblanza Encuentros en desencuentros rotos parten el camino de un futuro inquieto dónde el aire meloso dibuja un boceto y un creciente vacío en mis fotos El alba emprende cual tranquila brisa la luz esquiva acecha a tu lado de un silencio a gritos escuchado por un amor que nunca se habrá acabado ©Pach 2016

Encuentros rotos

Encuentros en una virtualidad que nunca acaba
encuentros en esa claridad de un día en tu ventana
encuentros en el alma que se estrechan cual amenaza
encuentros imaginarios cuando nadie los abraza

Caía el velo de la distancia, de la constancia, de la ignorancia
caía el celo de lo inalcanzable, de lo admirable, de tu fragancia
caía el cielo de lo esperado, de lo soñado, de tu confianza
caía el suelo del abismo que no era el mismo sin tu semblanza

Encuentros en desencuentros rotos
parten el camino de un futuro inquieto
dónde el aire meloso dibuja un boceto
y un creciente vacío en mis fotos

El alba emprende cual tranquila brisa
la luz esquiva acecha a tu lado
de un silencio a gritos escuchado
por un amor que nunca se habrá acabado

©Pach 2016

Fernando Pacheco-Bellas | Llegó el avión y ya no estabas y paseando frente a tu puerta, no respirabas aquellos rincones comunes que no encontraba y un paseo en la playa, de tu mano imaginaba Un olor, una caricia, un beso un simple susurro en la orilla de tu brisa despertando en las luces de un sueño confeso que lentamente se muere sin tu sonrisa Siguiendo un camino sin final en el oscuro y alentado anhelo observado desde lo lejos sin consuelo como te marchas sin luchar a través de tu oscuro mar Llegó el avión y ya no estabas paseo en Plaka y no veía esos rincones oscuros que sobre mi caían el sabor profundo de aquel primer beso y sin embargo, la soledad era eso... #parasiempre ©Pach 2016

La soledad era eso…

Llegó el avión y ya no estabas
y paseando frente a tu puerta, no respirabas
aquellos rincones comunes que no encontraba
y un paseo en la playa, de tu mano imaginaba

Un olor, una caricia, un beso
un simple susurro en la orilla de tu brisa
despertando en las luces de un sueño confeso
que lentamente se muere sin tu sonrisa

Siguiendo un camino sin final
en el oscuro y alentado anhelo
observado desde lo lejos sin consuelo
como te marchas sin luchar
a través de tu oscuro mar

Llegó el avión y ya no estabas
paseo en Plaka y no veía
esos rincones oscuros que sobre mi caían
el sabor profundo de aquel primer beso
y sin embargo, la soledad era eso…

#parasiempre

©Pach 2016

San José, Almería | Fernando Pacheco-Bellas

A través de ti

Se desangra el aire a tu lado
se desangra el tiempo, se ha parado
y mientras tanto, un grito vacío me ha despertado

Los días enteros terminan acinados
se alargan las mañanas en tu noche soñado
y cuando ya no estás, escapa apenado

¿Dónde quedaron aquellas promesas?
¿Dónde estará la ingrávida mesa?
¿Dónde escuchar esa vacía brisa?
¿Hacia dónde sopla tu mejilla y tu risa?

Gotas desprendidas y sin sangre se secan
las venas vacías
aquellos que pecan
postrados y absortos
acechan el descanso
acechan la partida

©pach2016

Valencia | Fernando Pacheco-Bellas

… y si caminas

Y si fueras
y si existieras
y si caminas
de dentro hacia las afueras

Y si amas
y si mueres
y si corres
cuando llegue y sintieres

Y si enciendes
y si vuelas
y si nadas
dentro de aguas calmadas

Y si fueras
y si abrazaras
y si somos
esas vidas truncadas

©pach2016

Tallin | Fernando Pacheco-Bellas

Abismos al atardecer

Tardes
de dulce y dulce tristeza
Brillos
se apagan y apagan al alba
Almas
no salen y salen y esperan
Cuerpos
que ya no puedes ver

Sombras
que iluminan y ensombrecen tu tez
Siluetas
marcando la vida que da muerte a tu sed
Andares
dejan una estela borrosa de placer
Te rindes
y ya no puedes ver

Tardes
de dulce y dulce tristeza
Noches
bañadas y de secas bellezas
Dias
que vuelven y no han sido ayer
Caminos
que dejan abismos al atardecer

©pach2016

Southend on sea | Fernando Pacheco-Bellas

… y la llama se queda

El corazón te lleva
y la mente para

El corazón espera
a que tu alma no pueda

El corazón te marca
el paso que no se atreva

El corazón engaña
tu realidad idealizada

El corazón te dice
lo contrario que pensabas

El corazón te deja
y la mente despega

El corazón se cierra
y la llama se queda

©pach2016

Valencia moving | Fernando Pacheco-Bellas

Azul

Azul en la mar
azul en la brisa
azul en tu olor
azul en tu sonrisa

Azul en tus contrastes
de serenos ritmos de la costa
azul en tus costumbres
que forman olas en la sombra

Llegan días de cambio
de tus montes a tus orillas
del azul de tu mirada
de la risa en tu mejilla

Azul del mar
azul de tu brisa
te llevo muy dentro
te llevo muy deprisa

Se atreve en tu destino
se atreve en tus miedos
se atreve en tus sueños
se atreve y no dices nada

Azul en la mar
azul en tu brisa
azul en tu olor
azul en tu sonrisa

… Valencia

©pach2015